Cómo llevamos a cabo el mantenimiento de las máquinas de llaves


El mantenimiento de las máquinas de llaves (es decir, de las máquinas que sirven para hacer llaves y copiar o duplicar las ya existentes) es fundamental para que estos aparatos, los cuales existen desde hace ya muchos años, puedan ofrecernos las altas prestaciones por las que los compramos. Se trata de que estén en condiciones justo en esos momentos en los que más los necesitamos, ya que duplicar unas llaves puede servir para no tener que buscar la pieza original en determinados casos. 

Por lo tanto, para no sufrir incidencias indeseables ni tener que improvisar, vale la pena que tomes nota de unas sencillas instrucciones de mantenimiento de las máquinas de llaves

Indicaciones para que la máquina copiadora de llaves pueda funcionar en condiciones óptimas.

Básicamente, has de tener en cuenta dos labores principales:

  • Cambia el cepillo, la fresa y el índice copiador. Cambia los primeros elementos citados, por ejemplo, cada 3 semanas. De esta manera, podrás realizar las copias con gran precisión. Guía el guardafresa hacia la parte de atrás. Luego, bloquea el eje de la fresa con la varilla y suelta la tuerca que la amarra para sustituir la fresa.

  • Tensa o cambia la correa. El interruptor ha de estar apagado cuando vayas a comenzar la operación. Después, desatornilla la chapa de protección y el sujetador del motor. Es entonces cuando, por ejemplo, puedes aprovechar para tensar más la correa. En este caso, gira el tornillo que está haciendo de tope para que el motor se mueva hacia la parte de atrás. Una vez tensada la correa, colócala en su posición. Lo mismo que has de hacer con los tornillos y el sujetador del motor. Para sustituir la correa, básicamente, tienes que seguir los mismos pasos. 

En definitiva, operaciones útiles para el mantenimiento de las máquinas de llaves en el estado pertinente. 


Sin comentarios