Ventajas de las mirillas digitales como sistemas de seguridad


Mirillas digitales como sistemas de seguridad

En nuestras casas nos interesa la seguridad. Entre los sistemas de seguridad que podemos poner para evitar sustos se encuentran las mirillas de seguridad, que van sustituyendo cada vez más a las mirillas tradicionales, debido a las

ventajas que ofrecen. Las mirillas, junto a otras medidas, como las cerraduras de seguridad, te proporcionan una mejor protección.

La mirilla es un instrumento mediante el cual podemos ver lo que ocurre al otro lado de la puerta con un ángulo mayor de visión. Las mirillas digitales aumentan esta capacidad de visión, pues tienen dos componentes, uno en la parte exterior, que se parece a una mirilla normal, y otro en la parte interior, que consiste en una pantalla digital y un pulsador.

La pantalla permite ver con mucho más ángulo y claramente todo lo que está pasando al otro lado. Para asegurarlo, incorpora unos elementos infrarrojos que permiten la visión nocturna o cuando no hay suficiente luz en el exterior, una buena prevención contra un atraco nocturno.

También ofrecen la posibilidad de grabación de vídeo o fotografía, ya que incluyen una pequeña cámara y memoria para llamadas, aunque no estemos en casa.

Fácil instalación

Otra ventaja que ofrecen las mirillas de seguridad consiste en su fácil instalación. No son necesarias grandes reformas ni alteraciones de la puerta, porque se puede aprovechar en gran medida la instalación de la mirilla tradicional.

Las mirillas digitales son sistemas de seguridad recomendados especialmente para personas que vivan solas y para personas mayores o que tengan alguna dificultad para ver por las otras mirillas o visión reducida, debido a que no requieren esfuerzo para ver  y permiten una visión clara del exterior.

La puerta es nuestra primera defensa en la casa. Una cerradura de seguridad completada con una mirilla digital nos proporciona un sistema de seguridad eficaz y económico para proteger nuestro hogar de la mejor manera posible. 


Sin comentarios